La naturaleza importa

La biodiversidad hace referencia a la variedad de vida que existe en la Tierra. Esa red de seres vivos constituye el corazón de la naturaleza, limpia el agua que bebemos, poliniza nuestros cultivos, purifica el aire que respiramos, regula el clima, mantiene nuestros suelos fértiles y nos aporta medicinas, así como gran parte de los pilares de nuestra industria.

Sin embargo, estamos perdiendo naturaleza como nunca antes

Todos los científicos coinciden en que estamos perdiendo naturaleza como nunca antes, en todo el mundo. Esa pérdida está muy relacionada con el cambio climático y forma parte de una crisis ecológica generalizada. Los efectos de la pérdida de biodiversidad ya están aquí e irán a peor si esta tendencia continúa.

¿Sabías que…?

  • La acción humana ha alterado tres cuartas partes de los entornos terrestres y dos tercios de los medios marinos.
  • La extracción y el procesamiento de materiales, combustibles y alimentos es la causa del 90% de la pérdida de biodiversidad y de la mitad de las emisiones de gases de efecto invernadero.
  • Hoy en día, necesitaríamos 1,6 tierras para satisfacer la demanda que imponemos a la naturaleza cada año.

Entonces, ¿por qué estamos perdiendo biodiversidad?

Tanto la pérdida de hábitats como la sobreexplotación, el cambio climático, la contaminación y las especies exóticas invasoras contribuyen a la pérdida de biodiversidad. Sin embargo, la causa subyacente principal son las actividades humanas no sostenibles. Nuestra demanda de nuevos recursos es responsable de la deforestación, del cambio en la forma de utilizar el suelo y de la destrucción de hábitats naturales en todo el mundo.

En Europa, la causa principal de la pérdida de biodiversidad es la modificación del uso del suelo. Las prácticas agrícolas y forestales son ahora más intensivas, utilizan más aditivos químicos, dejan menos espacio entre campos de cultivo y utilizan una menor variedad de cultivos. Esta falta de variedad conlleva menos insectos, por ejemplo, y, por lo tanto, menos pájaros.

Las ciudades y las zonas urbanas también se han expandido de forma extraordinaria, dejando así menos sitio para la naturaleza. De este modo, cuando el suelo agrícola y los desarrollos urbanos le comen terreno a la naturaleza, el resultado es una pérdida de biodiversidad.

¿Pero es realmente importante?

La pérdida de biodiversidad es un peligro para nuestra sociedad y para nuestra economía. La pérdida de biodiversidad es…

  • un problema comercial, porque la riqueza natural aporta los recursos esenciales de los que se nutre la industria;
  • un problema de seguridad, porque la pérdida de recursos naturales, sobre todo en países en vías de desarrollo, puede provocar conflictos;
  • un problema climático, porque la destrucción de hábitats naturales acelera el calentamiento global;
  • un problema de seguridad alimentaria, porque los polinizadores desempeñan un papel fundamental en nuestro sistema alimentario;
  • un problema ético, porque la pérdida de biodiversidad perjudica sobre todo a los más pobres, aumentando así la desigualdad;
  • un problema intergeneracional, porque estamos privando a nuestros descendientes de un recurso vital;
  • un problema moral, porque no deberíamos destruir un planeta vivo;
  • un problema de salud, porque la naturaleza mejora la calidad del aire, reduce la exposición a sustancias contaminantes y refrigera nuestras ciudades.

¿Sabías que…?

  • Hasta 300 millones de personas se enfrentan ya a un riesgo mayor de inundaciones y huracanes como consecuencia de la pérdida de hábitats costeros y de protección costera.
¿Qué puedes hacer?
Generic placeholder image

¿Cómo podemos frenar esta pérdida?

Los científicos dicen que los próximos diez años son de vital importancia. Necesitamos hacer cambios profundos en la forma en la que vivimos, desde nuestro sistema energético y la forma en la que utilizamos el suelo hasta nuestros edificios, pasando por las ciudades, el transporte y los alimentos; todo ello con el objetivo de alcanzar una reducción de emisiones cercana al cero para 2050 o antes. El Pacto Verde Europeo es la respuesta de la UE ante esta crisis.
 
La mayoría de las tecnologías necesarias ya existen, pero deben utilizarse de forma más generalizada. Debemos implantar esas tecnologías rápidamente, utilizar fuentes de energía más limpias, reducir la deforestación, gestionar mejor el suelo y llevar a cabo la transición hacia una agricultura sostenible. Debemos conseguir que cada vez más empresas sean conscientes de que dependemos de los recursos naturales para producir alimentos, productos a base de fibra y materiales de construcción. Las empresas deben adoptar modelos de consumo y producción que contribuyan a la conservación y a la sostenibilidad de la biodiversidad.

¿Qué está haciendo Europa para solucionar el problema?

En el marco del Nuevo Pacto Verde, Europa ha adquirido un compromiso firme con tres prioridades de la nueva estrategia de biodiversidad: proteger la biodiversidad ante amenazas futuras, reparar los daños causados y garantizar que la protección de la biodiversidad sea un eje fundamental de todas las políticas, en todos los ámbitos relevantes.

En el plano internacional, la UE es uno de los principales defensores de la protección de la biodiversidad y del uso sostenible de los recursos naturales. Dedica más de 350 millones de euros anuales a la biodiversidad en países en vías de desarrollo a través de programas centrados de forma directa en la biodiversidad y también de programas destinados a integrar la biodiversidad en otros sectores. A título de ejemplo, en 2018 la UE financió 66 zonas protegidas de 27 países del África subsahariana.

Europa aspira a que los líderes mundiales logren un acuerdo en torno al objetivo general de proteger la biodiversidad, en Kunming (China), en la primavera de 2021. Ese acuerdo sería equivalente al objetivo de 1,5 °C de París. Esta decimoquinta reunión del Convenio sobre Diversidad Biológica (CBD COP 15) analizará el progreso alcanzado hacia los objetivos de biodiversidad actuales, además de aumentar el nivel de ambición de cara a los próximos diez años.

Generic placeholder image

¿Qué puedo hacer yo?


Ciudadanos

  • ¡Disfrutar de la naturaleza! Visitar un entorno cercano de la red Natura 2000
    https://natura2000.eea.europa.eu/#
  • Contribuir a un proyecto científico ciudadano
  • Comprobar cómo se están ejecutando las leyes de la UE destinadas a la protección de la naturaleza en mi país (véase el apartado pertinente del informe)
    https://ec.europa.eu/environment/eir/country-reports/index_en.htm
  • Controlar el consumo de recursos. Ser consciente del impacto que nuestro estilo de vida tiene sobre la naturaleza, establecer un reto y llevar a cabo un cambio.
    https://www.anatomyofaction.org/
  • Ejercer presión sobre los responsables políticos. Hacer un llamamiento a los líderes políticos para que en octubre de 2020 adopten en Kunming (China) un pacto internacional sólido y ambicioso para proteger la naturaleza y reparar los daños causados.
    https://explore.panda.org/voice

Empresas

Muchas compañías reconocen ahora la importancia de evaluar, valorar e informar acerca de su impacto y de su dependencia de la riqueza natural y de los servicios ecosistémicos. Son conscientes de cómo eso las puede ayudar a evaluar riesgos financieros y a contar con una serie de parámetros de sostenibilidad exhaustivos y adecuados para el siglo XXI.

Entre los beneficios que las empresas pueden obtener de ello encontramos:

  • viabilidad de modelos de negocio a largo plazo;
  • ahorro de costes;
  • mayor eficiencia operativa;
  • mayor cuota de mercado;
  • acceso a nuevos mercados, productos y servicios;
  • cadenas de suministro previsibles y estables; y
  • mejor relación con las partes implicadas y los clientes.

Los líderes europeos del sector financiero están desarrollando metodologías para medir el impacto que tienen estas cuestiones sobre sus carteras.

Hay que conseguir que más empresas adopten modelos de consumo y producción que contribuyan a la conservación y a la sostenibilidad de la biodiversidad. Un modelo respetuoso con la biodiversidad generará un fondo de comercio para los clientes y brindará nuevas oportunidades comerciales para todos.

Únete a la plataforma de empresas y biodiversidad y aprende de la experiencia de otras compañías: https://ec.europa.eu/environment/biodiversity/business/index_en.htm

Ciudades

¡Participar en la Semana Verde de la Unión Europea!

Entre mediados de septiembre y octubre se celebrarán numerosos eventos en toda Europa. Allí se analizarán distintos desafíos relativos a la naturaleza y la biodiversidad.

Estos encuentros constituirán una oportunidad para intercambiar opiniones, aprender y participar de forma activa en las cuestiones que nos atañen. ¿Por qué no participar en un encuentro cercano o unirse a la iniciativa #EUGreenWeek en las redes sociales?

También existe la posibilidad de seguir la Conferencia de Bruselas en streaming por la web.